divendres, 29 de gener de 2016

29/01/2016. Joaquim Ventalló. La nación catalana. De Cospedal: "No admetrem el concepte de nació en relació a Catalunya". Que la generació d’espanyols, del franquisme cap aquí, “haya salido "no tan sólo ignorante" sino que además no se dé cuenta de que lo es y se presente con ello con una dosis tan alta de pedantería que la pone en ridículo, de lo cual ella tampoco se da cuenta.”

Benvolguts,

Hem trobat en el nostre arxiu de diaris particular un interessant article de La Vanguardia del 14 de juny de l’any 1978, 6 mesos abans del referèndum de la Constitució del 6 de desembre de 1978. L’article porta el títol de La nación catalana   i l’autor és Joaquim Ventalló, periodista, polític, traductor, poeta i publicista. L’article és evidentment en castellà perquè La Vanguardia sempre ha estat un diari espanyol...

Al mateix temps hem trobat l'article de  Nerea Rodríguez del 17 de Febrer 2014 de títol De Cospedal: "No admetrem el concepte de nació en relació a Catalunya".

Si us llegiu l'article d'en Joaquim Ventalló veureu l'argumentació irrefutable que presenta, a l'any 1978 sobre l'existència de la Nació catalana, i si a continuació us llegiu l'article de la Nerea Rodríguez del 2014 veureu que per al PP i en general per a tot el que s'anomena el franquisme sociològic, res no ha canviat en gairebé quaranta anys!

Per això els catalans volem fugir!

Presentem el documentadíssim article d'en Joaquim Ventalló. Per això us heu de mentalitzar un cop més de l'any en que es va escriure: 1978. Era tres anys més tard de la mort del Franco al llit; després del pretès canvi de jaqueta del Secretario general del Movimiento Adolfo Suárez; després de la pretesa abjuració de les forces vives del règim i després de la submissió dels partits PSOE i PC, que van abandonar l'ideal republicà, abduïts per les dretes franquistes i amenaçats amb soroll de sabres.Vegem-lo:


El preàmbul de l'article La nación catalana és el següent:

Su existencia a través de los siglos. - Agunos textos probatorios a partir del XV. - En 1539, Valencia editaba las obras de Auziás March, «Cavallero valenciano de nación catalana». Esbozo de información básica sobre el tema, dedicado a políticos, académicos y aficionados a historiadores, que crecieron en el vacío cultural de los últimos años



I a continuació s’exposa la justificació de l’article, explicant com les darreres generacions d’espanyols, o el magma que es pot incloure sota la denominació franquisme sociològic, nascudes o “educades” sota el franquisme, va estar sotmesa a quaranta anys d’ignorància a posta. En Ventalló té una frase colpidora quan explica que la generació d’espanyols d’aquell moment (i nosaltres diem que continua igual):

Haya salido "no tan sólo ignorante" sino que además no se dé cuenta de que lo es y se presente con ello con una dosis tan alta de pedantería que la pone en ridículo, de lo cual ella tampoco se da cuenta.

És també molt aclaridora l'opinió d'un historiador franquista, Ricardo de la Cierva, que al 1975 fa un article al Diario de Barcelona sobre l'educació en els quaranta anys de règim franquista: 

Durante treinta y nueve años ha habido una constante anticultura. Nuestras clases dirigentes no han sido cultas nunca. El analfabetismo no ha desaparecido tanto como se nos dice. Con el régimen de Franco ha habido un vacio absoluto de educación y de enseñanza para la generación que iba creclendo. De este vacío educativo, de esta constante anticultural, salieron futuros diplomáticos, académicos, historiadores —claro que por lo que se ve, sólo a medias—, y esta pléyade asombrosa de políticos que con eso del consenso que les han descubierto, están como chico con zapatos nuevos y seguro que se les escapa la palabreja cuando sueñen en voz alta. Sabida es aquella frase que dice que la Ignorancia es muy atrevida. Acostumbra, por estos pagos españoles, a ir acompañada de grandes humos, de mirarse a los demás por encima del hombro, y de negar la evidencia, despreciándola. Ello lo dejó perfectamente plasmado aquel gran poeta castellano que fue Antonio Machado que tenía que morir en Cotlliure a poco de llegado allí en su exilio de 1939 —y tras él, su madre en seguida— cuando escribió aquellos versos que dicen:

Castilla miserable / ayer dominadora / envuelta en sus harapos /desprecia cuanto Ignora...

L’exposició i tesi d'en Joaquim Ventalló que ve a continuació és:

Es curioso este empeño obstinado en negar que haya existido la nación catalana, caballo de batalla de discusión, sobre el término de las "nacionalidades", por parte de diputados y senadores de matices diversos, que uno piensa que por lo menos deberían tener unos conocimientos primarios de historia, y experimentar cierto rubor si les hacían aparecer en la pantalla de la televisión, al negar hechos y realidades que a los que somos mayores ya nos habían enseñado y conocíamos apenas salidos de la clase de párvulos. Pero estos cuarenta años durante los cuales la enseñanza fue dejada en último lugar han hecho que buena parte de la generación que ha crecido con ella —con todas las excepciones que confirman la regla— haya salido "no tan sólo ignorante" sino que además no se dé cuenta de que lo es y se presente con ello con una dosis tan alta de pedantería que la pone en ridículo, de lo cual ella tampoco se da cuenta.

A continuació ve el cos de l’article, que demostra la fatxenderia d’alguns pares de la pàtria, utilitzant la frase ¡Lo digo yo. Y basta!, i a continuació demostra com Catalunya havia sempre estat considerada una nació. Ho demostra amb documents que van des de 1410 fins al 1741, o sigui des de molt abans dels Reis Catòlics fins 25 anys després de l’ocupació de Barcelona per les tropes franquistes, ai! Per les tropes del Felipe5!  Els documents són de reines, cardenals, jurisconsults, governadors generals, poetes, canonges, vicaris, periodistes, marquesos i literats inclosos Cervantes i Quevedo...

Tal com diu l’article, fa basarda haver de discutir sempre aquest tema, i haver-ho de discutir amb personatges que haurien de ser “instruïts” com la senyora de Cospedal (i que de fet són "destruits" pel franquisme) de qui comentarem més avall la frase pronunciada fa dos anys  "No admetrem el concepte de nació en relació a Catalunya".

Com vàrem exposar fa quatre dies en un apunt, el poble català està sotmès permanentment des de fa 300 anys i més al que els clàssics en diuen el mite de Síssif   que consisteix en el nostre cas a repetir i repetir i repetir els mateixos arguments davant de les estúpides i no documentades, a més de prepotents, opinions dels espanyols...

Llegiu-vos amb atenció l’esment que en Joaquim Ventalló fa de Ricardo de la Cierva, i en els seus raonaments hi veureu reflectida i confirmada la nostra visió del franquisme sociològic. La nostra visió, confirmada per Ricardo de la Cierva és que tots els espanyols, tots 40 milions, han estat  educats (és un dir) o bé per franquistes, en ambient franquista, amb llibres franquistes, o bé per alumnes d’aquests franquistes, en ambients borbònico-franquistes, amb llibres de text que tergiversen i amaguen la història.

 Resultat: franquisme sociològic, des dels ni-nis, passant per les Cospedals, fins els Pablos Iglesias...

Transcric en OCR l’article en pdf:

“La nación catalana no existe ¡Lo digo yo. Y basta!”. Estas afirmaciones con cierto aire de chulería de sainete, nos recuerdan aquellas expresiones tan cómicas de amenazar con echarse al monte o quitarse la chaqueta, con que se nos había regalado en tiempos no tan lejanos. Yo no pretendo con estas líneas convencer a nadie que sea tozudo de por sí y de nacimiento. Un buen amigo mío, investigador tenaz, de mucha paciencia, me ha facilitado un buen puñado de citas de historiadores y de hombres de letras, nativos de tierras castellanas y de otras partes de España, y me ha parecido oportuno aportarlas para conocimiento general de Jos lectores de «La Vanguardia» y para Información de a cuantos en las escuelas no les dijeron nada de ello por orden superior de no enseñar historia de Cataluña, como si no hubiese existido, orden que ha tenido vigencia —y no ha sido derogada todavía— durante estos cuarenta años. Y voy al grano. Aquí encontrará el lector varios textos del siglo XV, crónicas, historias, edictos, colofones de ediciones, que fueron escritos por personajes históricos que definen a Catalunya como nación, entre ellos el colofón de las crónicas del historiador Pere Tomlc, que aunque publicadas en su primera edición en 1495, habían sido escritas a principios del s. XV. Luego hay la portada que reproducimos de una edición de lae obras de Auziás March, del siglo XVI, hecha en Valencia y luego en Sevilla. Y así sucesivamente. Haremos las citas por orden cronológico, a partir del siglo XV:

GUBRAU ALEMANY DE CERVELLO, gobernador general de Catalunya que fue, presentó ante el Parlament de Barcelona en 30 de septiembre da 1410 una proposición que rezaba: «...vullats postposar totes parcialitats e desordenades afeccions per haver sol esguard a Déu, justicia e a vostra llealtat, e, aquella mantenir, guardar e conservar, segons han fet vostres predecessors e vosaltres matelxos; per ço que lo gran renom de la nació catalana, preïcat e escampat per tot lo universal món...» Y luego: «...en tots aquests, per tal forma que nostre senyor Déu ne sia lloat, e la cosa pública ne report utilitat e la gran fama de llealtat d'aquesta nació sia conservada e aumentada...».

La REINA MARÍA DE CASTILLA (esposa de Alfonso el Magnánimo) presentaba el 9 de mayo de 1440 ante las Corts que se reunían en Lleida une proposición que decía: - «E mes avant, per reduir-vos a memoria los antícs odis e desamistats, continúats fins.al present, de la nació genovesa, qui sempre han hagut e han a la corona d'Aragó e naturals d'aquella e sobre tot la nació catalana; qui ultra les ofenses fetes a dans dónats ab trencaments de paus, treves e seguretats, no contents del passat, guerregen e ofenen en quantes maneres poden lo dit senyor rei e sos naturals, especialment esta nació...» 

El CARDENAL MARGARIT, obispo de Elna, en su respuesta a una proposición presentada por el Infante Joan, ante jas Corts de Barcelona le decía, el 6 de octubre de 1454: «...E respondràus que no és sense causa, car diu que aquesta és aquella ja benaventurada, gloriosa e fidelíssima nació de Catalunya qui per lo passat era temuda por les terres i les mars;...» / «..Per los quals e altres singulars mèrits, que comptar seria superfluitat, aquell bon reí en Martí, en la cort de Barcelona corona la dita nació...» / «De que jau la dita nació catalana quasi vídua, e plora la sua desolació...» / «...Ni es deu algú meravellar si aquesta dita fael nació ultra totes altres, crida la conservació de sos privilegis, així com aquella qui els ha guanyat amb sa fedelíssima aspersió de sang e en aquesta sua inmaculada fidelitat.»

FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS, aquel gran historiador, sevillano de origen, nacido en 1474, el primero que salió en defensa de los indios americanos que los «encomenderos» españoles conquistadores habían convertido en esclavos, en su famoso libro «Apologética historia de las Indias” al hablar de aquel catalán que era Fra Ramón Pane, el primer antropólogo europeo que hubo en América —a quien Fernando Colón, en la historia que escribió sobre su padre Cristóbal, le dedica setenta páginas— ai examinar su prodigiosa labor, escribe de él: «Algunas otras cosas dice confusas (Ramón Pane), que como persona simple que no habla bien nuestra castellana lengua, pues era catalán de nación».

JERÓNIMO DE ZURITA, nativo de Zaragoza, gran historiador que fue, nacido a principios del siglo XVI, estuvo treinta años escribiendo sus famosos «Anales de la Corona de Aragón», que se publicaron en 1562, 1579 y 1585 y tres veces más en el siglo XVII a partir de 1610. De él son estos textos: «De allí adelante comenzó la nación catalana a ser estimada sobre todas en las empresas del mar...». / «Y algunos, con gran consideración advirtieron, como cosa de gran maravilla, que una nación (Cataluña) que de su naturaleza era tan limitada... todo lo menospreciasen por el nombre de le libertad...» / «...propuso otra cosa en nombre dé aquel Principado, como de nación muy prevenida y atenta a la conservación de sus Constituciones y costumbres...»/ «Y cuando se tratase, decía que tal era la lealtad de la nación catalana, y de otros subditos de la Corona de Aragón, que no serían habidos por sospechosos» / «...porque el gran renombre de la nación catalana, que tan preciado y ensalzado era generalmente por todo e[ mundo...» / «...Tenía la nación catalana en aquellos tiempos muy grande contratación con África, Grecia, Rumania, Próximo Oriente...» / «...Porque la nación catalana que hasta entonces había contendido por la mar con písanos, venecíanos y genoveses, era muy temida.,.»/ «...porque esta nación de su naturaleza es muy reposada y de grandes dilaciones, y no aceleran las cosas de hecho, hasta que hay sarón...» / «...entre todas las naciones que prevalecen en las cosas de la mar... son los catalanes y los genoveses...» / «...eran los catalanes, preferidos de toda otra nación en el ejercicio de las cosas marítimas...» / «...Y entonces el Rey les dijo que catalanes eran, y que los de aquella nación siempre fueron leales».

MARTIN DE VICIANA, nativo de Burriana, en 1564, en su obra «Crónica de la ínclita y coronada ciudad de Valencia y su reino» escribía: «...y así hallamos que en galeras, los catalanes han hecho más cosas buenas que ningunas otras naciones».

ESTEBAN DE GARIBAY ZAMAUOA, historiador español nacido en Mondragón en 1533, bibliotecario que fue de Felipe II, personaje que figura en el Catálogo de Autoridades de la Academia de la Lengua, había escrito en «Compendio historial de las Crónicas y universal historia de todos los reinos de España», impreso en Amberes en 1571: «Cataluña es uno de los poderosos Estados que en nuestros días hallamos en los reinos de España».
JERÓNIMO DE MONDRAGON, literato y jurisconsulto nativo de Zaragoza, en su obra «Censura de la locura humana y excelencia della» publicada en Lérida en 1598 decía: «Y así con esto, concluyo y hago fin, que puesto que no muestren tanto ios catalanes como otras naciones».

JERÓNIMO DE BLANCAS, historiador nacido también en Zaragoza, muerto en 1590, en su obra «Comentarios de las cosas de Aragón», decía: «Cataluña... principal apoyo del Príncipe (de Viana) se arruinó a sí misma negando lealtad al trono de cuya virtud había sido y es aquella nación su constante modelo».
MIGUEL DE CERVANTES, en su «Persiles y Segismunda», escribe: «...los corteses catalanes, gente enojada, terrible, pacífica, suave, gente que con facilidad da la vida por la honra, y por defenderlas entrambas se adelanta a sí misma que es como adelantarse a todas las naciones del mundo...».

PEDRO SALAZAR DE MENDOZA, canónigo penitenciario y vicario general, según parece nativo de Toledo en 1549, en su obra «Monarquía de España», escribe: «El Principado de Cataluña, en grandeza y autoridad puede competir con cualquier reino del mundo».

FRANCISCO DE MONCADA, nacido en Valencia en 1586, conde de Osona, marqués de Aytona, general y diplomático, en su libro «Expedición de los catalanes y aragoneses contra turcos y griegos», publicado en Barcelona en 1623, escribe: «Esta fue una de las cosas señaladas de esta expedición y que más puede ilustrar Ia nación catalana y aragonesa».

FRANCISCO DE QUEVEDO, de Madrid, de 1580, muerto en 1645, que vivió en los tiempos del conde-duque de Olivares, nada amigos de Cataluña ninguno de los dos, en su obra «La rebelión de Barcelona no es por el huevo ni es por el fuero», dice, refiriéndose a la «guerra deis segadors»: «Nación (Cataluña) que se alza con delitos indignos de perdón».

PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA, el gran dramaturgo, nativo de Madrid, de 1600, en su obra teatral «El pintor de su deshonra», dice: «Y de esta suerte, con ser tan belicosa nación (la catalana)...».
JOSÉ PELLICER DE OSSAU SALAS Y TOVAR, escritor, nativo de Zaragoza, de 1602, cronista del Reino dé Castilla en 1637, en su obra «Anales de la Monarquía de España», dice: «Los catalanes son españoles, y este generoso clima no influye en Jo universal menos que grandes ánimos y espíritus generosos. Ta les los ha llevado aquella nación, miembro no el menor de España».

FRANCISCO'MANUEL DE MELO, Iiterato hispano-portugués nativo de Lisboa de 1611, en su libro «Historia de los movimientos, separación y guerra de Cataluña en los tiempos de Felipe IV» escribe haciendo referencia a la «guerra dels segadors»: «Juzgad ahora, señores, sI conviene volver a despertar esta dura nación (Cataluña)... contra nosotros». Y luego: «Si los catalanes se pusiesen en defensa, no faltaría que hacer en su daño y castigo, acabando de una vez con el orgullo y libertad de aquella nación»,.. «Son los catalanes, aunque de ánimo recio, gente Inclinada al culto divino... señaladamente entre todas las naciones de España»... «por lo que entre las más naciones de España son amantes de la libertad.»

AGUSTÍN MORETO, el famoso poeta y autor dramático nativo de Madrid de 1618, muerto en Toledo en 1669, en su obra «El desdén con el desdén», escribe: «...que en Barcelona uso es desta gallarda nación que con fiestas se divierte».

PEDRO ABARCA, oriundo de Jaca profesor de teología, jesuita, en eu obra «Los reyes de Aragón en anales históricos distribuidos», qua se publicó en Madrid en 1682 y en Salamanca en 1684 escribe: «...los caballeros fueron tantos quo no quedó casa en Cataluña, de la que no hubiera alguno, porque fue ta el primor y la atención fiel de aquella nación...» y también: «...la conservó por dos siglos la nación catalana sobre todas las otras naciones del orbe.».. «...y esperar del valor marítimo de estas naciones y con más abundancia de la catalana».

ANTONIO CRISTÓBAL DE UBILLA Y MEDINA, marqués de Ribas, madrileño de origen, del 1643, consejero de Indias que fue en los tiempos de Carlos II y de Felipe V, en eu obra «Sucesión del rey Felipe V y en la Corona de España», escribe: «Ya de una y otra nación es Barcelona leal vínculo».

FRANCISCO MARIANO NiFO, nacido en Alcañlz en 1719, uno de los promotores del periodismo en España, escribía en «Estafeta de Londres y Correo general de España»: «...finalmente Catauña es una pequeña Inglaterra dentro de España... Esto nadie Jo duda, pero todos se niegan a su imitación, que sería muy útil para España».

JOSÉ CADALSO, nativo de Cádiz de 1741, literato, caballero que fue de la Orden de Santiago, muerto en 1782 en el sitio de Gibraltar, escribe en sus Cartas Marruecas»: «Los campos de Cataluña se cultivan, la población se aumenta, los caudales crecen, y en suma parece estar aquella nación a mil leguas de otras de España».

—oOo—

Cuando uno no ignora que ya en 1539 —en la primera mitad del siglo XVI por tanto— era editado en Valencia el libro cuya portada reza —como puede verse por la reproducción acompañada— «Las obras del famossíslmo philosopho y poeta Osías Marco Cavallero valenciano de nación catalán» uno no podía menos que sonreírse cuando hace unos días nos eran presentados en la pantalla de la televisión un historiador, un catedrático de historia antigua, y un notario, que no sabían nada de ello, y alguno incluso manifestándose excitado por demás. Está de suerte el notario, de que esta obra se encuentre en Barcelona —en su Biblioteca' de Catalunya— y no en Sagunto, pues si fuese así y a algún ciudadano se le ocurriese solicitarle levantase acta de la existencia desde hace cuatrocientos treinta y nueve años de este libro de las obras del «cavallero valenciano de nación catalán» no tendría más remedio que extender dicho documento, en el cumplimiento de su función y ponerle la firma debajo. Ricardo de La Cierva [franquista pels quatre costats] fue muy preciso en un artículo que publicó el 27 de abril de 1975 en «Diario de Barcelona» cuando decía: «Durante treinta y nueve años ha habido una constante anticultura. Nuestras clases dirigentes no han sido cultas nunca». Y aun más tarde reafirmó: «El analfabetismo no ha desaparecido tanto como se nos. dice». A mí no me sorprende lo más mínimo. Con el régimen de Franco ha habido un vacio absoluto de educación y de enseñanza para la generación que iba creclendo. De este vacío educativo, de esta constante anticultural, salieron futuros diplomáticos, académicos, historiadores —claro que por lo que se ve, sólo a medias—, y esta pléyade asombrosa de políticos que con eso del consenso que les han descubierto, están como chico con zapatos nuevos y seguro que se les escapa la palabreja cuando sueñen en voz alta. Sabida es aquella frase que dice que la Ignorancia es muy atrevida. Acostumbra, por estos pagos españoles, a ir acompañada de grandes humos, de mirarse a los demás por encima del hombro, y de negar la evidencia, despreciándola. Ello lo dejó perfectamente plasmado aquel gran poeta castellano que fue Antonio Machado que tenía que morir en Cotlliure a poco de llegado allí en su exilio de 1939 —y tras él, su madre en seguida— cuando escribió aquellos versos que dicen:

Castilla miserable
ayer dominadora
envuelta en sus harapos
desprecia cuanto Ignora

Porque es efectivamente pura ignorancia la que hace despreciar en este caso el concepto de nación catalana por parte de personas, de habla castellana que pasan por cultas. El alcalde de Valencia le mandaba últimamente un telegrama al Jefe del Gobierno confesándole —en plan de chunga— que ignoraba que Auziás March fuese catalán. El presidente de Acción Ciudadana Liberal, pronunciaba un discurso en Murcia en el que decía que la palabra «nacionalidades» había empezado a aparecer tan sólo en eI slglo XVII y que luego se continuó «usando» en el XVIII y el XIX. Y permítaseme que cierre esta largo texto de aportación de pruebas acerca de la existencia de la nació catalana, ayer en plena eclosión y pujanza, hoy sometida, con unas palabras que vienen a tono aquí, de aquel gran historiador que fue Jules Michelet cuando decía que «la lengua es eI signo principal de la nacionalidad». Y añadía que "Ia nacionalidad] puede ser ahogada, puede haber sido sometida, se puede tratar de aniquilarla, pero mientras queda la lengua son permitidas todat las esperanzas y más tarde o mas temprano gracias a la lengua, la nacionalidad se recordará".

Joaquim VENTALLO (Reportaje gráfico en la página 45 de huecograbado)

El Reportatge gràfic és al final de l'apunt.

Després d’aquest gavadal de proves que demostren l’estultícia dels espanyols, amb estudis i doctorats o sense però que es mostren illetrats funcionals, repassem els arguments de cada autor esmentat posant enllaços sempre que puguem a les fonts documentades penjades a la xarxa, que es refereixen als texts usats per en Joaquim Ventalló:


Guerau Alemany

Maria de Castella

Cardenal Margarit

Fray Bartolomé de las Casas

Jerónimo de Zurita

Martin de Viciana

Esteban de Garibay Zamalloa

Jerónimo de Mondragón

Jerónimo de Blancas

Cervantes

Pedro Salazar de Mendoza

Guerau Alemany


Finalment, vegem les opinions de la senyora Cospedal, la cirereta que complementa l'engany, que la identifiquen plenament amb el que en Joaquim Ventalló explica, però 40 anys més tard. 

Res no ha canviat:

De Cospedal: "No admetrem el concepte de nació en relació a Catalunya"
La secretària general del PP opina que Zapatero "ens ha posat en una tessitura molt complicada"

María Dolores de Cospedal durant l'entrevista a 'AR'


Foto (o muntatge) de procedència desconeguda que corre per la xarxa
per Nerea Rodríguez

17 de Febrer 2014 a les 09.32 h

La secretària general del PP, María Dolores de Cospedal, ha insistit avui que “el Govern de Rajoy ha dit que la Generalitat no pot incomplir la llei i que no admetrà un referèndum il·legal, ni cap actuació de la Generalitat que persegueixi que no siguem tots els espanyols els que decidim sobre el futur d’Espanya”. En aquest sentit, ha afirmat que “avui hi ha un Govern a Espanya que no admetrà això del concepte de nació en relació a Catalunya, perquè la nació és una, que és Espanya”. 

Durant una entrevista al programa ‘AR’, de Telecinco, De Cospedal ha aprofitat per carregar contra l’expresident socialista José Luís Rodríguez Zapatero: “Va dir que admetria qualsevol cosa que vingués del Parlament de Catalunya, i va dir que el concepte de nació de Catalunya i Espanya és discutible”.

Sobre aquest fet ha opinat que “un president que no tingui clar què és el seu país no és un bon president”. “Això s’ha posat en una tessitura molt complicada”, ha sentenciat.
Nerea Rodríguez


Annex: Reportatge gràfic, amb diversos documents dels esmentats en l'article on s'expliciten els mots nació catalana:


Document de Pere Tomic. 1519. Document d'Ausiàs March. 1539


Documents de Jaume Andreu. 1642, 1705
Documents de Jaume Andreu. 1705, 1711


Joan A. Forès
Reflexions



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada